lunes, 27 de julio de 2020

Álbum de gama profesional Saal Digital

Os cuento mis opiniones del último álbum fotográfico impreso a través de Saal Digital, con un tamaño de 30x30cm en papel brillante, con tapas de metacrilato y símil madera marrón. Esta combinación da un toque profesional y exclusivo, muy llamativo por sus materiales.

En un primer momento busqué la extension para la creación del álbum con el programa Indesign, la cual es una de las opciones que Saal da para la creación de su producto, pero en la pagina de adobe tuve problemas para descargar el plugin, envié un correo a la atención del cliente notificando el error y ese mismo día tuve la solución.

En cuanto a la extension en el programa de Adobe, solo tienes las plantillas y una configuración para la exportación a PD, puede ser suficiente, pero en otras empresas la integración del programa esta mucho más conseguida y con mas facilidades.
En la pagina web Saal, al igual que en el resto de sus productos, se ofrece toda la información de perfiles y recomendaciones para la calibración y maquetación de los álbum para no llevarte sorpresas, muy recomendable leer dichos consejos y ver algún video de ayuda que nos proporcionan.

Aunque el diseño inicial fue el habitual en mi trabajo, a través de Adobe Indesign, probé a instalar el programa de Saal Design y cree el álbum con él, con muy buenas impresiones por sus facilidades de diseño, plantillas, mascaras y fondos. Creo que es una buena opción si no hay mucho texto dentro del álbum o una maquetación muy complicada.

La primera impresión al abrir el álbum nos da una sensación extraña al tener la primera pagina ya con una imagen, no trae guardas, la primera hoja es ya una fotografía pegada directamente sobre las tapas, tanto al principio como el la contraportada. Pero es un álbum fotográfico y no un libro, en siguientes ocasiones se puede dejar tanto la primera como la última en blanco para solucionar esto.

Un detalle que se agradece el la eliminación del su logo sin coste en el álbum, asi como no encontrar códigos de barras que en ocasiones resultan muy molestos.

Las hojas en acabado brillante y su grosor las encuentro ideales y más con la posibilidad de su apertura de 180º para fotografías en doble pagina completas.

La reproducción del color es perfecta, en mi caso busque las imágenes con grandes contrates, colores saturados y suaves degradados, al igual que fotografías en blanco y negro neutro, donde no apareció ninguna dominante, y otras con algún suave virado, y en todas el resultado perfecto, con negros profundos y blancos brillantes.
Destaca la gran resolución del detalle en las imágenes y la saturación de colores, sobre todo en azules y magentas.

El envío del álbum desde el programa no tuvo problemas, sin muchas demoras por la red, desde este momento hasta su recepción fue de una semana, dentro de los plazos que marcan.

Al igual que en otras ocasiones, Saal se esmera para que los productos no sufran con el transporte, este llegó en un embalaje de un cartón grueso y con una protección de foam su interior, en la portada de meritocracia, se añade un film anti ralladuras pegado para su perfecta conservación.

La experiencia en el álbum de Saal Digital ha sido excepcional, al igual que con los cuadros y copias fotográficas que ya conocía, y en este caso creo que la relación calidad-precio sigue siendo muy recomendable.